Cristiari Rosado

Diferente y emocionante: la sorpresa del placer

Vibrante como el color de los atardeceres, complejo y amplio, impactante y delicado. Tan sorprendente como la primera vez que se visita el valle de Baldomar. Plenitud y pura emoción: así es Cristiari Rosado, exponente de la voluntad de encontrar placer en la diferencia.

Cata y gastronomía

Su intensa coloración atrae la mirada. La combinación entre un entorno privilegiado y una elaboración atenta a los detalles ofrece una explosión de matices aromáticos. En boca es elegante, suave, muy agradable y con un sabor perdurable. La brillante complejidad del Cristiari Rosado hace que sea ideal para entrantes salseados —una pasta fresca con salsa de trufa y setas, por ejemplo—, para carnes blancas y para pescados azules. Magnífico acompañante de patés, terrinas y preparaciones gelatinosas, es un vino de versatilidad larga que incluso a nosotros nos sigue sorprendiendo.
Recomendamos tomarlo a una temperatura de 10 °C.