Mosaico de Viñas

La viña salpica el término de Baldomar. Desde los puntos más elevados, forma una constelación inconfundible, que contrasta vivamente con los cultivos que la rodean. Retales parduscos en invierno y llenos de una vitalidad verde y fresca en verano. Distribuidas aquí y allí, las diferentes viñas otorgan matices variables a nuestros vinos.

Desde que en 1981 plantamos la primera viña, el número de parcelas propias de que dispone Vall de Baldomar ha ido aumentando para poder responder a la demanda de nuestros clientes.+ValldeBaldoma_Mosaicdevinyes_2Desde que en 1981 plantamos la primera viña, el número de parcelas propias de que dispone Vall de Baldomar ha ido aumentando para poder responder a la demanda de nuestros clientes.

FINCAS CON PERSONALIDAD

Desde que plantamos la primera viña en el año 1981, la propiedad ha ido creciendo en número de parcelas. Hoy disponemos de una veintena de hectáreas, propias o de otros agricultores con los que mantenemos acuerdos de colaboración.
Cada una de las fincas, ya sea en el llano o en los lugares más aislados y montañosos del municipio, expresa un carácter único, suma de las condiciones concretas del lugar y de las variedades que acoge. Cada viña tiene su pequeña historia y la suma de todas ellas configura un relato rico y complejo, cada vez más importante a tenor de la trayectoria de la bodega.

LAS APTITUDES DEL ENTORNO

Grandes extensiones cerca del pueblo; pagos a la vera de los caminos, al pie del encinar o en los márgenes más elevados; pequeñas viñas plantadas en suaves pendientes: estén donde estén, las vides encuentran en el valle un entorno propicio, que protege sus raíces y acaricia la uva.
Los vientos y las nieblas traen humedad mientras los suelos profundos de cal y arcilla retienen el agua, tan preciada durante los meses de sequía. En verano, con las viñas cargadas, la gran oscilación térmica entre el día y la noche protege la buena salud de las plantas. Nuestro valle es un lugar tocado por cualidades naturales, que como viticultores procuramos conducir y aprovechar.

UNA VITICULTURA PRECISA

El objetivo de la tarea que desarrollamos en el campo es obtener una uva de la mayor calidad. La tierra es rica y nos interesa limitar su productividad. Para ello, cuidamos el cultivo con tratamientos mínimos, podas cortas y orientaciones adecuadas.
A menudo los visitantes comparan las viñas de Vall de Baldomar con jardines perfilados con gusto. Es una imagen placentera y agradable, que tiene todo el sentido si pensamos en el tipo de viticultura practicada: delicada y estricta al mismo tiempo, bien modulada, de una gran precisión.

ValldeBaldoma_Mosaicdevinyes_3ValldeBaldoma_Mosaicdevinyes_4ValldeBaldoma_Mosaicdevinyes_5