LA NATURALEZA PROTECTORA

En la pequeña cuenca que rodea Baldomar la naturaleza parece haber formulado una promesa: resguardar un entorno único. Las condiciones de clima y suelo se alían para crear un paisaje proporcionado. Todo es sencillez y serenidad, y las manos del hombre han logrado acompañar el sentido de mesura y gracia que parece impregnar este lugar.

ValldeBaldoma_Lanaturaprotectora_1

EL ABRIGO DEL MONTSEC, EL INFLUJO DEL SEGRE

Una línea de riscales soleados recorta el horizonte de Baldomar: son las crestas del Montsec, el primer gran macizo montañoso del Prepirineo, una imponente cordillera que protege nuestro valle de los fríos vientos del norte. El abrigo del Montsec de Rúbies —así se denomina este lado más oriental— contribuye a crear un microclima especialmente beneficioso para el cultivo de la viña.
La otra influencia geográfica crucial es la proximidad del Segre, que pasa a poco más de un kilómetro del núcleo del pueblo. El río, con su aportación de humedad, suaviza las temperaturas y atrae acentos mediterráneos.

NIEBLAS DE INVIERNO

En los largos inviernos de carácter continental, las nieblas señorean el valle. Son muy importantes porque envuelven las vides de un grado de humedad que las preserva de las heladas. El riesgo llega en abril o mayo, cuando el manto de la niebla baja desaparece y las heladas tardías pueden hacer mucho daño. Entonces solo la lluvia de primavera puede deshacer el peligro y devolver a las plantas la seguridad de un crecimiento lento y tranquilo. Y llegará el verano, con noches suaves y el calor seco, típico de las tierras del interior. La magia del tiempo propiciará, si todo va bien, una buena vendimia.

ValldeBaldoma_Lanaturaprotectora_2

LA TIERRA FÉRTIL

Tonalidades claras y anaranjadas se mezclan en la superficie del término de Baldomar. Tierras productivas que, en una sucesión de parajes agrícolas, sostienen cultivos típicamente mediterráneos: el olivar, los almendros, el cereal y finalmente la viña. Los suelos de arcilla y limo, de matriz calcárea, otorgan una notable carga de nutrientes a las plantas. En los momentos álgidos de la floración y la maduración, la imagen de vergel se extrema. El valle es fértil.

ValldeBaldoma_Lanaturaprotectora_3ValldeBaldoma_Lanaturaprotectora_4